10 minutos de meditación

Todo el mundo sabe que llevar a cabo la organización de una boda no es nada fácil. Para poder hacer frente habrá que llevar a cabo algunas medidas como la meditación en Sevilla.

Esta práctica requiere poco tiempo y a su vez sirve para salir de ese modo en el cual solemos estar. Llevar a cabo el «piloto automático» es más común de lo que creemos. Hay que salir de él para poder tomar consciencia de las cosas que pasan a nuestro alrededor.

Ser consciente de lo que ocurre

Hay que saber qué ocurre en todo momento. Esta práctica no es nada fácil. Profesionales como los de EnPresencia hablan de la necesidad de entrenar este aspecto para conseguir resultados realmente visibles. De esta forma podremos conseguir tomar decisiones acertadas incluso en momento difíciles.

El método para conseguir «entrenarse» en meditación tan solo llevará diez minutos al día. Gracias a ello podremos dirigir nuestra conciencia hacia lo que está ocurriendo en ese preciso momento. Será necesario tener en cuenta nuestra respiración para poder observar nuestros pensamientos, emociones y sensaciones.

Gracias a ello podremos ser conscientes de todo lo que está ocurriendo en el presente. Esa conciencia puede cambiar la forma en la que enfrentamos las distintas situaciones. Si en un momento de estrés conseguimos permanecer concentrados, habremos conseguido avanzar en este ámbito.

El objetivo de la meditación en Sevilla será el de no perder el control en situaciones de estrés. La clave estará en parar, respirar y percibir sin juzgar la situación en la que se encuentra nuestra mente y cuerpo. Con tan solo 10 minutos podremos disfrutar de grandes beneficios derivados de este tipo de práctica.

El estilo de vida que llevamos actualmente hace que no seamos conscientes realmente de aquello que estamos llevando a cabo. Los impulsos son cada vez más comunes, por lo que responder de forma consciente a una situación está dejando de ser en muchas ocasiones una opción.

Inversión mínima de tiempo

Debemos de practicar al menos 10 minutos al día para poder hacer que nuestro cuerpo y mente puedan reaccionar de forma calmada antes situaciones de esta índole. Será la única forma de hacer que la tranquilidad y conciencia sean más fuertes, ayudando a responder de forma más equilibrada y con imaginación ante momento de caos.

Durante la meditación experimentamos sensaciones como incomodidad, dolor o emociones intensas. Pero no tendremos una respuesta ante ellas, sino que las analizamos y las dejamos ser.

De esta forma, responder no quitará que nos equivoquemos en un futuro. Solo aportará el reconocimiento de las emociones cuando aparezcan y la consciencia sobre qué sentimos.

Cuando tomas consciencia de un momento estresante, se crea una pausa que permite que añadamos tiempo «extra» para poder tomar decisiones mucho más pausadas.

La importancia de la respiración

Será más que necesario poder iniciar este momento con la dominación de la respiración.

  1. Es muy tranquilizadora, sobre todo si la conectamos con la respiración abdominal.
  2. Nos da estabilidad en diferentes momentos.
  3. Nos acompaña en todas las circunstancias de modo que es un aliado a la hora de controlar las emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *