Bodas Saludables en Sevilla

Close up of people serving themselves with fruits in buffet of restaurant

A la hora de organizar una boda…de las decisiones más difíciles, no solo por el presupuesto sino por los gustos de los novios, es el menú. De hecho, cada vez más son las personas que se preocupan por su salud. La fiebre del «realfooding» no solo está afectando a la vida diaria, sino a todo en general.  Si que es cierto, que cuando escuchamos la palabra «boda» inmediatamente se nos viene a la cabeza la palabra «excesos». Y es normal, en este mundo no se contempla la idea de una boda sin comida. Estamos acostumbrados a unas bodas donde abundan las comidas altamente copiosas.

Sin embargo, las parejas están empezando a apostar por otras alternativas diferentes. Hay quienes no quieren renunciar a su estilo de vida el día de su enlace y abogan por una boda libre de calorías extras y alimentos pocos saludables.

Pero…¿A qué nos referimos con una «boda saludable» exactamente? ¿Una boda sin comida? ¿Una boda sin alcohol? Nada más lejos de la realidad. Faltaría más ¡Uno de los días más importantes de nuestra vida pasando hambre! El concepto de «boda saludable» hace referencia a que el menú siga siendo moderno, visualmente estético y vanguardista. Pero sobre todo, lo más importante que esté rico y sea sano. Evidentemente, habrá parejas que decidan eliminar ciertos alimentos de su menú e incluso suprimir el alcohol. Pero para eso existen las diferentes opciones en el mercado.

A día de hoy, hay tanto gustos como personas. En Sevilla existe una amplia oferta de lugares que ofrecen una carta muy diversa de menús, para todos los gustos, precios e intolerancias alimentarias. Es el caso de Agua Blanca Hoteles, un salón de eventos. Allí se pueden celebrar bodas, convenciones, reuniones, comidas de empresas. Además de disponer todos estos servicios, ponen a disposición del cliente la facilidad de poder el menú a sus propios gustos y necesidades.

Optar por celebrar una boda más sana, no está reñido con que sea una boda divertida. Así que… ¡a comer mucho y a disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *