¿Puedo meter a mi perro en la piscina?

En numerosas ocasiones nos preguntamos si meter al perro en la piscina está bien o no. Y es que, si a nosotros el calor ya nos agobia, pensemos en nuestras mascotas… cubiertas de pelo. Ellas también sufren a las altas temperaturas, por lo que podemos meter a nuestro perro con nosotros en la piscina. Hoy trataremos y despejaremos todas las dudas respecto a este tema.

Meter a un perro en la piscina puede tener algunos riesgos, ya que el agua puede contener sustancias toxicas para purificar el agua. Hay que tener mucho cuidado porque si ingieren agua de la piscina, le puede causar vómitos, náuseas, irritación en la piel y conjuntivitis.

En el mantenimiento de las piscinas en Sevilla se suelen utilizar químicos, es lo más normal. De hecho, todos los fabricantes suelen recomendar que antes de bañarnos esperemos unas horas. Incluso para las personas puede ser bastante nocivo. Siempre hay que andarse con cuidado, porque ya sea en adultos o pequeños si se traga mucha agua, puede desencadenarse en una gastroenteritis. Los perros si mantienen un contacto directo con productos, como, por ejemplo: el cloro o anti-algas pueden desarrollar lesiones oculares e incluso en las vías respiratorias.

No podemos olvidar que, aunque los perros tengan una capa de pelaje, ellos también se pueden exponer a sufrir quemaduras solares. Son mucho más perceptibles aquellos que tengan un pelaje más fino y que su pelo sea más claro o albino. Igual que se utiliza protector solar con las personas, se debería de utilizar con los perros también, sobre todo en esos casos que son más sensibles.

De todos modos, lo más recomendable es preguntar al veterinario de confianza y a la empresa que se dedique al mantenimiento de la piscina en Sevilla. Sevilla Piscinas es una empresa con experiencia en el sector, contacta con ellos y consulta todas tus dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *