Una boda alemana

Si estás pensando en realizar una boda diferente, quizá deberías echar un vistazo a alguna de las alternativas que ofrece Restaurante Kruguer. Este restaurante en Madrid cuenta con una carta llena de platos de origen alemán. Poder coger ideas para sorprender a tus invitados siempre será de lo más útil. Si visitas lugares de diferentes estilos podrás personalizarlos o incluir en tu celebración aquellos elementos que creas más cercanos a ti.

Lo más común en Alemania es que antes de celebrar la boda religiosa se lleve a cabo el Registro Civil. Este proceso se lleva a cabo los días previos a la boda. Lo más común es comer con familiares y amigos después de haber firmado las actas de matrimonio.

El Polterabend es una tradición consistente en romper porcelana vieja. Los familiares y amigos de los novios se reúnen la noche anterior a la unión para poder tirar al suelo este tipo de elementos del hogar. Nunca se te ocurra tirar cristal o espejos, ya que se supone que trae mala suerte. Es una práctica de lo más entretenida.

Otro de los elementos que destaca este restaurante en Madrid es el Baumstamm Sägen. Consiste en colocar un tronco en dos caballetes. Este trozo de madera tiene que ser cortado por la pareja una vez que hayan salido de la ceremonia. Se basa en superar el primer obstáculo del matrimonio.

También se hace una práctica parecida a la española. El Hocheeitsschleife consiste en realizar un desfile con los coches de los invitados. Durante el trayecto hacia el lugar de la comida van tocando el claxón para poder transmitir la alegría que ha generado el enlace.

Estos son son algunos de los elementos más destacados de esta cultura. Aprovecha que tienes un restaurante alemán en el centro de Madrid para tomar ideas diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *